Ambientes equilibrados: ¿Cómo conseguirlos?

por  J. M. María

Hay espacios que te cautivan a la primera y no sabes muy bien por qué. ¿Es la distribución, la luz natural, el color…? Para reproducir estos ambientes en casa, en tu negocio, necesitas conocer las claves del espacio a tratar para que el proyecto funcione y todo en él encaje a la perfección. La creación de ambientes lógicos y agradables requiere de cierto trabajo previo.

Lo primero, es establecer unas conexiones entre las necesidades de los usuarios y la propuesta formal que se quiere o se puede dar al espacio. La clave está muchas veces en la distribución; otras, en la elección de materiales o en la apuesta por una determinada combinación de colores.

 

1. Cocina con Isla

Si las dimensiones de tu cocina lo permiten, colocar una isla central resulta una solución muy adecuada para utilizar la misma como espacio de trabajo culinario entre otras… Una isla en la cocina ofrece múltiples ventajas a la hora de realizar las tareas propias de este espacio de vuestra casa. Este elemento funciona muy bien porque no depende de las paredes, ofreciendo mayor libertad de distribución. De ahí que resulte ideal en ambientes intercomunicados, en los que se hace imprescindible rebajar el peso visual de la cocina.

Además, si se dota de una zona que permita usarla también para comer en ella, ahorraremos superficie al no tener que incluir un comedor. Puedes tener visita y estar todos juntos en la cocina pero a la vez separados el que cocina del que limpia. También las islas pueden servir como elemento para acceder a distintas zonas de la cocina, acercando espacios como por ejemplo acceso a los armarios desde todos los lados y facilitando una mayor movilidad cuando se cocina en equipo.

 

2.Espacios Longitudinales

Un ambiente como el de la imagen se consigue, primero, encontrando el eje de distribución: éste es longitudinal. Segundo, sectorizando según funciones: aquí se ha hecho a través de los revestimientos y apostar por un mobiliario liviano, que no obstruya la luz natural y sirva de enlace entre los distintos colores.

 

3.Oficina en casa

Este rincón de trabajo es profesional pero a la vez doméstico, gracias al diván, que también puede usarse como cama de invitados. El espacio se amolda al fondo de armario –unos 60 cm, con una encimera volada y en forma de L. Con ello se ha conseguido ampliar el perímetro de uso y se ha reforzado visualmente la idea de puesto de trabajo. Atención a la serenidad que aporta el blanco y a la sensación de espacio profesional que transmite la silla.

 

4. Amplitud en el cuarto de baño

La distribución adosada a un solo lateral limpia visualmente el espacio y el empleo de aparatos murales y suspendidos ayuda a aligerar las visuales. La magnitud extralarga del lavabo rompe con la proporción habitual de este tipo de piezas, consiguiendo así una expansión de las perspectivas generales. En los muros se pueden abrir unos huecos para colocar repisas o empotrar muebles, lo que ayuda a ensancharlo. Este efecto se ha potenciado con retroiluminación que se potencia con el uso de los diferentes materiales en color blanco.

 

5.Cerrar un balcón con estilo

Una de las obras más comunes en las viviendas de pisos es cerrar las terrazas y balcones que tienen poco uso y que terminan siendo los trasteros exteriores de la casa. Ideas de cómo cerrar la terraza e integrarla en la decoración del resto de la vivienda, creando un nuevo espacio versátil y útil. Muchas cocinas cuentan con una terraza anexa para tender, que puedes convertir en una zona para comer a diario, y que, gracias a su acristalamiento, será un espacio muy luminoso y calentito.

 

¿Te gustaría aplicar estas ideas a tu casa o a tu oficina? Te ayudamos a hacer tus ideas realidad: descubre nuestro servicios de

Decoración y diseño de interiores