Consejos para construir

por  J. M. María

 Algunos consejos para intentar construir y no acabar enterrado.

Estos son algunos de los detalles a tener en cuenta, que aunque parezcan menores, nos pueden ahorrar algún que otro dolor de cabeza.

El terreno:

Es conveniente recurrir a un topógrafo para que amojone el terreno, es decir que delimite el perímetro. Si no fuera requisito obligatorio, mi consejo es que no se dejen guiar por la casa vecina, ni los pilares de luz y gas, si los hubiera, ni siquiera aunque estos últimos estén construidos por la administración (es posible que no estén situados correctamente).

¿Qué hacer en el segundo caso?

Pedir al departamento de urbanismo, que lo verifique y de ser posible lo asienten por escrito.

La convivencia:

Siempre que se comience una nueva obra, es de agradecer que el propietario comente   a los vecinos que se va a comenzar, y que mas allá de las incomodidades que se produzcan, tengan la posibilidad de contactar con los responsables para plantar cualquier tema que les preocupe. Es conveniente no olvidar que serán sus vecinos por mucho tiempo, y más vale comenzar bien.

Señalización de gas y luz:

En los planos de aprobación interna generalmente se exige su ubicación, de todas formas, es aconsejable pedir por escrito la confirmación de que está realizado en forma correcta.

Las alarmas:

Las obras suelen atraer a los amigos de lo ajeno que nunca falta, ya que como bien sabemos en estos lugares son de fácil acceso. Simplemente colocando una sirena que se vea desde afuera, se consigue intimidar al que tenga este tipo de intenciones. Nadie se va a quedar dentro de una casa cuando comience a sonar la alarma.

Personal de obra:

Muchas veces no tenemos la certeza que el personal esté con los papeles en regla especialmente cuando son tareas menores. Por ello es conveniente contratar los servicios de una empresa solvente. No hay que olvidar que el propietario es solidario con la empresa constructora, en caso de una desgracia.