Fuga de agua: elige la reparación de canalización sin zanja

por  J. M. María

La reparación de canalización sin zanja es una solución rápida y duradera. Realizada desde el exterior, evita todos los problemas asociados a la excavación de una zanja (agua cortada, calle inaccesible, paralizaciones las actividades de la empresa...).


¿Por qué se deterioran las tuberías?
Diferentes factores de origen natural explican el deterioro de las tuberías. El agua, por ejemplo, puede contener agentes químicos que dañan los conductos. Además, pueden estar sometidos a la presión ejercida por raíces o por la compactación del suelo.


¿Cómo detectar una fuga de agua?
Generalmente, se detecta la fuga cuando el mal ya está hecho, por ejemplo al ver una mancha de humedad o al recibir una factura de agua mucho más elevada de lo habitual. Sin embargo, existen algunos trucos que nos permita intuir que tenemos una fuga antes de llegar a estas situaciones:
1. Test papel. Coloca, durante unos segundos, papel de cocina sobre la tubería que crees averiada: si se humedece, contactamos lo antes posible. Para una lectura más clara de los resultados, te recomendamos utilizar papel coloreado

2. Colorante alimentario. Vierte unas gotas de colorante alimentario en el tanque del inodoro: si aparecen manchas en la taza, verifica la estanqueidad de tu retrete

3. Test contador. Efectúa la lectura de tu contador justo antes de acostarte. No utilices agua durante la noche y verifica, a la mañana, que tu consumo no haya aumentado
Estas técnicas permiten detectar una fuga ya existente. Sin embargo, puedes anticiparte a ello gracias a controles periódicos del estado de tus tuberías. Una exploración video, como las que ofrecemos, permite detectar posibles obstrucciones o fisuras.


Técnicas de reparación sin zanja
1. Desde el exterior, se introduce una manga hinchable que se estira desde dos arquetas. Una vez posicionada, se hincha e inyecta resina. Se retira la manga cuando se ha obtenido la estanqueidad del conducto.
+ Solución duradera, barata
- No adaptada a reparaciones importantes, intervención imposible en los codos

2. El encamisado consiste en insertar una capa flexible empapada de resina. Se endurece gracias a la acción de las resistencias eléctricas de la manga
+ Solución adaptable a grandes superficies, rápida
- Riesgos de no endurecimiento, intervención imposible en los codos

3. Durante une reparación este tercer tipo de reparación, se introduce en la tubería un conducto de diámetro inferior. Se puede efectuar de dos maneras:
3.a Se inserta por tracción una sección cilíndrica flexible. Deformada en el momento de su introducción, recupera progresivamente su forma original (automáticamente o por tracción). Se opta por esta solución para tuberías muy largas
+ Solución perfecta para tuberías muy largas y/o poco regulares
- Ancho espacio necesario en las extremidades, intervención imposible en los codos

3.b. Este tipo de reparación también se efectúa con la introducción de un conducto dentro de la tubería. Pero, en este caso, se fabrica in situ por enrollamiento. Es la técnica que usamos por su rapidez, su durabilidad y por suponer un ahorro para nuestros clientes.
Después de efectuar una inspección video nuestro robot se encarga de limpiar y de reparar tu tubería averiada sin zanja ni obras + info
+ Reparación estructurante, adaptada a los codos y sin riesgo para el transporte de agua potable
- Amplio espacio de almacenamiento y intervención por robótica necesarios