La importancia del suelo

por  J. M. María
Suelo de madera Suelo de madera

Los suelos son a menudo subestimados y pasados por alto. Caminados por encima de ellos, soportan la caída e objetos y líquidos, y como no, sufren el desgaste, su importancia, a veces pasa inadvertida. Junto con las paredes, puertas y ventanas, los suelos constituyen la infraestructura básica de un hogar. Se pueden denominar “el alma del apartamento”, ya que dan la imagen de nuestra casa. A la hora de elegir el suelo hay que considerar además del presupuesto, cuál es nuestro estilo de vida y nuestras necesidades. “Si se tienen niños o mascotas, hay que buscar suelos que se puedan limpiar fácilmente o alfombras que sean resistentes a las manchas. En cuanto al presupuesto hay que tener en cuenta la durabilidad –los laminados son menos costosos que la madera maciza, pero la madera puede ser acuchillada una y otra vez para alargar su vida útil. Además hay que tener en cuenta los pisos que tienen suelos de madera o de baldosa tienen un mejor valor de reventa.“

Sin embargo, cada cuarto tiene sus necesidades. Por ejemplo en la cocina y en el baño es mejor tener un suelo que sea fácil de fregar, y a prueba de agua, por ello es mejor colocar baldosa, a ser posible antideslizante. En las casas con terreno es a veces apropiado colocar baldosa en la planta baja, txoko y garaje para facilitar su limpieza. Por ello una alfombra con un motivo o una textura apropiada convierte el suelo en la quinta pared, despertando la sensación de caminar descalzo. Los acabados en laminados y de vinilo te dan el look de otros más delicados pero son más durables y además cuestan menos.